Si le faltan horas a tu día, cualquier truco para sacarle el máximo de jugo a las horas es interesante. Por eso hoy te enseñamos 11 consejos para ser más productivo en el trabajo. Y es que, en ocasiones, ciertas prácticas que seguimos nos hacen perder más tiempo del que se aprovecha. Según este artículo, muchas de nuestras costumbres en la oficina nos hacen ser menos productivos y reducen nuestra energía para trabajar mejor. Parece ser que tomarse la vida con más calma es mucho más efectivo.

 

No hagas planes

Tomarse los planes demasiado en serio pueden conducir a la frustración. Los planes están basados en suposiciones, en lo que creemos que pasará en el futuro, y por lo tanto son muy susceptibles a no poder ejecutarse tal y como estaban pensados.

Lo sabes, trabajas demasiado

En algunas empresas estadounidenses, se implantan castigos para aquel que no consigue hacer su trabajo en las horas previstas para ello. Quedarse trabajando hasta tarde implica que estemos más cansados, cometamos más errores y seamos menos creativos; y también demuestra que realmente sabemos aprovechar eficazmente el tiempo destinado al trabajo.

¿Reuniones?

Las reuniones normalmente tratan sobre temas poco prácticos, aportan muy poca información de interés por minuto, se desvían del tema, y no se preparan adecuadamente. Es por ello que se pierde tanto tiempo en las reuniones. Para que una reunión sea productiva, hay que determinar si es realmente necesaria, establecer un tiempo límite, invitar a la menor cantidad de gente posible, y preparar lo que se va a decir. Pero lo más importante de todo, siempre se debe llegar a una solución.

Las prisas no son buenas

Nuestros jefes, nuestros clientes e incluso nosotros mismos deseamos tenerlo todo lo antes posible. Pero ponerle la máxima prioridad a todo le quita el sentido a lo que realmente es “urgente”. Así, cuando algo necesite ser verdaderamente impostergable, se verá diluido entre un montón de cosas que ya tienen ese carácter de inmediatez.

Deja los detalles para el final

Ser detallista puede parecer un punto a favor, pero no lo es si uno se encuentra en fases muy tempranas de un proyecto. A veces, es mejor decidir los detalles más tarde para que la base del proyecto avance más rápidamente. Ir desde lo más global a lo más específico es lo más acertado.

La mejor decisión es la primera

A veces necesitamos tomar la decisión perfecta, pero es mucho el tiempo que se gasta tratando de hallarla. Tomar decisiones inmediatas es mejor que no tomar ninguna. Además, debes recordar que las decisiones son temporales: no debes tener miedo a tomar una. Siempre podrás virar el rumbo más tarde.

No seas perfeccionista

El perfeccionismo implica quedarse estancado en un punto mientras se espera a la solución perfecta. Mejor un trabajo hecho de una forma pasable que un trabajo no hecho. Mejor resolver parte del problema que no hacer nada. Siempre habrá tiempo más tarde de mejorar o completar esa solución.

Habla poco y di mucho

Dibuja, haz sonidos o gesticula para expresar más acertadamente tus ideas. ¿Cuántas veces has leído un documento corporativo o asistido a una presentación y no te has enterado de nada? El mundo laboral está lleno de palabrería abstracta. Es preferible ser menos técnico y hacerse entender mejor.

Aprende a decir NO

Trabajar en algo que no crees o que no te gusta es agotador y desalentador. A veces, es mejor decir no para en el futuro saber decir sí.

Copia lo que le ha funcionado a otros

Puede parecer la forma más segura de acertar, pero las soluciones están hechas para un momento y una persona dados. Puede que esa misma fórmula no te de el mismo resultado, y luego tengas que emplear tiempo extra buscando otra. Encuentra tus propias técnicas, procesos y soluciones, porque su búsqueda te hará crecer como profesional.

¡DESCANSA!

A veces las cosas se ven mejor en frío. Una idea puede parecer poco plausible en un primer momento, y tras pensarla un poco, convertirse en la definitiva. Para ser más productivos es necesario parar unos 5 minutos cada hora, descansar la vista o dormir. Te ayudará a verlo todo de una forma más global.

Sigue estos consejos para ser más productivo, rendir mucho más en el trabajo y tener más tiempo para una vida mejor.

 

Fuente: “Consejos de productividad que nunca te habían dado” de Isabel Garzo para Yorokobu.