Comprender cómo piensan las personas es de vital importancia si se va a trabajar para ellas… ¿y para quién si no?. Uno de los consejos más populares sobre cómo captar atención es el “storytelling” o en nuestro idioma, contar historias. Ten en cuenta que las historias son la forma natural en la que la gente procesa la información.

El Storytelling

Storytelling

Un día, hace unos años, tenía que dar una charla sobre fotografía y algunos productos fotográficos de una famosa marca delante de un montón de personas, entre ellos jóvenes estudiantes de fotografía que ya me miraban con cierta incredulidad, antes incluso de empezar.  Comencé con un gran “Hola a todos, estoy muy contento de estar aquí”. Más de la mitad estaban mirando el móvil, hablando con el compañero o mirando el flyer del evento.

Pensé: “¿Qué puedo hacer para captar la atención de toda esta gente?” y tuve una idea. – “Os contaré una historia“. – Dije. De repente noté como empezaban a alzar la vista y se centraron por un momento en mí. Había que aprovecharlo.

Hace tres años me encontraba en el salón de un hotel de lujo realizando un reportaje de fotografía social. Mi equipo por aquel entonces era…” Todos estaban interesados en mi historia y cuando terminé, ya estaban listos para la gran charla.

Todo el mundo participaba haciendo preguntas e interesados en el producto. Desde ese momento, siempre me aseguro de tener una historia preparada y usar la frase milagrosa: “Les contaré una historia“.

Por cierto, lo que acabo de hacer es contar una historia. Ayudan a captar y mantener la atención, también a procesar información y aumentar la causalidad. Es por eso que son tan importantes en todas las comunicaciones y es que al final la gente aprende mejor con ejemplos.